¿Cómo acceder a un préstamo sin aval?

¿Cómo acceder a un préstamo sin aval?

En ocasiones es propicio optar por financiar la adquisición de bienes o necesidades importantes como por ejemplo el coche, la moto, ese viaje soñado, gastos médicos, etc. También es necesaria la financiación en ocasiones de gastos imprevistos que tocan nuestra puerta sin avisar antes.

Por lo general cuando estas circunstancias aparecen, no contamos con el capital necesario que nos permita financiar todo lo que necesitamos, es por ello que acudimos a los préstamos bancarios que nos permita solventar la situación de forma rápida y eficaz.

Un préstamo consiste en una operación financiera ofrecida por una entidad determinada. Por lo general el monto dependerá según nuestra propuesta y capacidad de pago. De esta forma también dependerá el periodo de tiempo en el que se cancelará el dinero ofrecido por el prestatario.

Para obtener este recurso financiero se deberá llevar a cabo algunos procesos importantes, además que hay que tener en cuenta que necesitaremos algunos requisitos y documentos indispensables para que la determinada entidad proceda a evaluar nuestra solicitud.

Los bancos ofrecen diversos tipos de préstamos, así que es importante saber qué tipo de necesidad tenemos para que así sea mucho más fácil optar por el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Algunos de los requisitos indispensables para su concesión son:

-Tener nómina.

-Empleo fijo.

-Poseer un plan de negocios.

-Presentar los estados financieros.

Estos son solo algunos de ellos. Es primordial que la persona sea responsable y comprometida como avalistas; a esto se le denomina avales personales, por lo general los puede presentar la misma persona que envía la solicitud del préstamo.

Los préstamos personales poseen algunos tipos de intereses que oscilan alrededor del 9% actualmente, aunque esto siempre dependerá de las características del préstamo y del aval que ja sido presentado.

Hay ocasiones donde se presentan circunstancias donde presentar avales se hace casi imposible. Por esta razón, muchas entidades bancarias se han tomado la tarea de ofrecer préstamos sin ningún tipo de aval.

Así que los préstamos sin aval se caracterizan por ser préstamos de pequeñas cuantías, desde unos 500 a 6.000 euros aproximadamente, aunque dependiendo de algunos aspectos, la cuantía puede llegar a abarcar los 60.000.

Los préstamos sin aval son ofrecidos por distintas entidades financieras, desde la banca tradicional hasta las empresas intermediarias pequeñas que se ubican en todo el territorio español.

Adquirirlo no es muy difícil, se necesitará el D.N.I y la última nómina para optar por un préstamo de este tipo.

Los préstamos sin aval tienen un tipo de interés muy elevado a diferencia de los otros. Pueden llegar al 25% TAE. Todo esto se debe al gran riesgo que tiene la entidad ya que por lo general presenta tasas muy altas de impago y morosidad.

Sin embargo este tipo de préstamos siguen siendo muy atractivos ya que para muchas personas es la posibilidad más fácil de obtener el financiamiento necesario.

Además, la tramitación es completamente rápida. Bastará solo unas 24 o 48 para recibir respuestas de la entidad.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *