¿Cómo realizar préstamos entre particulares?

¿Cómo realizar préstamos entre particulares?

Este tipo de préstamos suelen resultar una gran alternativa a todos los préstamos y créditos bancarios.

Este tipo de prestamos resulta una gran opción delante de las pocas opciones financiación que han sido ofrecida por los bancos en la actualidad.

Estos tipos de préstamos entre particulares suelen ser considerados préstamos rápidos, ya que no requieren de un proceso y un papeleo necesario para así poder otorgar el crédito, sino que básicamente se basa en conversarlo y luego realizarlo.

Los préstamos entre particulares consisten en la prestación de dinero entre dos personas o entre empresas sin tener que recurrir a la intermediación de ninguna identidad. Pero para que esto se lleve a cabo de una forma mucho más segura y legalmente posible, hay que seguir una serie de pasos.

  • No existe ninguna ley que regule los préstamos entre particulares, pero, aunque normalmente se sellan y se confirman de forma verbal, nunca va a estar de más documentar y registrar el préstamo.

Para hacerlo lo más fácil consiste en acudir a un notario que oficialice el acuerdo.

  • Para documentar y registrar el préstamo se puede acudir a un notario, aunque también se puede hacer de forma gratuita a través de un contrato privado.

En este contrato hay que especificar las partes implicadas, la cantidad prestada, las cuotas de devolución, el plazo de devolución, el interés, las cláusulas por impago y otros aspectos que se quieran regular.

  • Una vez que se haya formalizado el acuerdo, es necesario llevarlo a una agencia tributaria para que este sea legal y de esta manera especificar la existencia de intereses por si se tiene que tributar al IRPF.
  • Una de las ventajas que presentan los préstamos de este tipo son la inmediatez y la flexibilidad que ofrecen, ya que no se estaría tratando con una entidad bancaria.

De este modo, si alguien se retrasa en el pago es posible que no ocurriera nada, siempre y cuando la persona a la que se le debe pagar no tome acciones legales en contra de esta persona deudora.

Aunque sin importar que son préstamos entre particulares se debe controlar que esto no se dé de forma repetitiva para evitar posibles impagos.

  • Una característica a favor de los préstamos entre particulares, es que no existen garantías desproporcionadas exigidas por las entidades financieras. Por esta razón no necesitas la cantidad de avales que te exigen ni la necesidad de contratar servicios adicionales.
  • Otra de las grandes ventajas de dichos préstamos son los intereses mucho menores que los pedidos por los bancos, ya que el poder de negociación en estos casos es superior, permitiendo llegar a acuerdos mucho más beneficiosos.
  • Además, no es necesario, en ningún caso, tener que cambiar de banco, incluso puede ser que no tengas que pasar por ninguna entidad bancaria, y de esta manera solo te saltarás cualquier trámite y gasto relacionado.
  • Algunos y la gran mayoría de los préstamos entre particulares son préstamos sin aval, solo si estos así lo establecieran.
  • Por último, es necesario evitar a todos aquellos prestamistas no regulados, ya que actúan al margen de la ley y puede resultar sospechoso y peligroso hacer tratos con ellos.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *