¿En qué consisten los préstamos rápidos?

¿En qué consisten los préstamos rápidos?

Los préstamos rápidos o créditos rápidos son un tipo de crédito al consumo que se solicitan por cantidades de dinero relativamente moderadas a cambio de escenarios más perjudiciales en el pago, o sea, a cambio de unos intereses más elevados.

Existen empresas privadas o entidades financieras los cuales no requieren enormes condiciones y por esto los usuarios o adeudados asisten a estas para obtener liquidez ante cualquier urgencia o necesidad, de allí que exista la popularidad de los préstamos rápidos.

Estas empresas valoran en un corto periodo la aprobación de los préstamos, a su vez estas imponen intereses muy altos así como también plazos cortos y estrictos en la devolución, todo esto esta sujeto al periodo de devolución de la cantidad solicitada.

Solicita un crédito rápido o minicrédito

Para obtener un préstamo rápido usualmente las entidades financieras o bancarias exigen una nomina, identificación personal o una carta o tarjeta de residencia como medida de seguridad para la identificación de la persona.

Este es un trámite bastante rápido además de ser considerado sencillo ya que no hay ninguna obligación de justificar la finalidad de los fondos que se están solicitando, por lo que representa una modalidad mas cómoda para la solicitud de préstamos.

Después de haber entregado toda la documentación requerida, si todo fue cumplido según la regla y no se esta en alguna lista de morosos, los fondos suelen ser otorgados en un periodo máximo de cinco días, aunque lo acostumbrado es poder disponer del dinero entre 24 y 48 horas.

La ventaja de este tipo de créditos es que se puede disponer de ellos en un corto periodo de tiempo lo que quiere decir que son ideales ante facturas de pago en corto plazo, así como pagos inesperados que requieran de financiación inmediata.

La única desventaja de este tipo de préstamos es que son otorgados bajo un alto régimen de interés, lo que quiere decir que el monto total a cancelar será elevado en comparación al pago de un préstamo tradicional.

Características de los minicréditos

Cuando el préstamo es solicitado a una entidad bancaria es importante tener en cuenta que estos son sólo otorgados a clientes del mismo de los cuales se tiene conocimiento de su perfil como consumidor y trayectoria en liquidez mercantil.

Esta es una medida que aplican las entidades bancarias federales como una forma de garantía para tener certeza de que la persona posee liquidez y sustentación mercantil para realizar el pago que corresponde a la deuda que se adquirirá.

El caso anterior se aplica esencialmente para entidades públicas, cuando se trate de entidades privadas, por vía online o vía telefónica los requisitos antes mencionados no serán solicitados, el único condicionante es que exista liquidez mercantil o ingresos constantes.

Sin embargo ante estas situaciones será necesario tomar previsiones en cuanto a los protocolos que se ejecutan ante este tipo de préstamos ya que en entidades privadas estos varían particularmente unos de otros.

Esta revisión será conveniente cuando se vayan a efectuar los pagos correspondientes, se debe tener presente que cuando se trata de transacciones mercantiles estas deben ser realizadas con responsabilidad para evitar inconvenientes a futuro.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *