¿Qué es un préstamo hipotecario?

¿Qué es un préstamo hipotecario?

Se debe entender que un préstamo es una acción financiera donde el prestatario solicita una suma de dinero razonable a una entidad bancaria o prestamista, el cual coloca ciertas condiciones e intereses para el pago de la deuda con determinados plazos de tiempo.

Usualmente dada la naturaleza de los préstamos se pide al solicitante que ofrezca una garantía equivalente al monto que recibirá, ya que de esta forma el prestamista evita tener egresos injustificables y no retornables, evitando la pérdida total o parcial del capital invertido.

Quien recibe el préstamo usualmente hipoteca una propiedad a su nombre es decir deja en garantía a la entidad bancaria o prestamista un bien o inmueble a su nombre para ser recuperado luego de haber cancelado la deuda en el plazo fijado con los intereses que se exigen.

De esta manera ambas partes obtienen un beneficio equitativo y de igual valor monetario, que prontamente se resumirá en una nueva inversión que podrá manifestar en la expansión comercial y en un incremento de los activos para alguna de las partes.

Factores decisivos para solicitar un préstamo hipotecario

No todo préstamo hipotecario es aprobado por una entidad competente, ya que no todos son rentables y esto se ve reflejado en el periodo de valoración del prestamista ante la oferta recibida por el solicitante, algunos de los factores para ser apto para un préstamo son:

Naturaleza del préstamo, los préstamos hipotecarios son usualmente por una suma de dinero bastante amplia, pero en muchos casos no son invertidos de forma correcta y por ende no generan mayor capital que permita la retribución de la deuda en el periodo de tiempo establecido.

Condiciones del bien o inmueble, cuando el solicitante deja en garantía aquello que hipoteca usualmente se valora su calidad, su estado estructural, si posee alguna falla crítica, desperfectos de fábrica (en caso de ser maquinaria) y valor en el mercado actual, esto dictaminara si es factible otorgar el monto requerido.

Valoración de los estados de cuenta, esto es para saber si existen deudas previas que el prestatario no ha  cancelado o si posee ingreso continuo que permita la cancelación de la deuda de forma rápida, también se puede conocer si el bien que se ofrece al prestamista fue hipotecado previamente.

Riesgos de un préstamo hipotecario

Muchas personas usualmente creen que el mayor riesgo a la hora de no poder cancelar el préstamo hipotecario es la pérdida del bien o inmueble dado como garantía a la entidad prestamista pero esto no es del todo cierto ya que hay otras consecuencias a parte de esta.

Se debe conocer que al solicitar un préstamo de esta naturaleza no solo se está colocando un bien como garantía si no que a su vez, aquellos bienes que se están adquiriendo con la suma de dinero que se recibió por esta solicitud es decir existe más cosas que perder.

En ocasiones incluso aun dando estos bienes a la entidad correspondiente no cancela el total de la deuda ya que pueden o no cubrir la tasa de intereses fijados.

Por esta razón se recomienda que usted mismo valore la situación y de ser necesario acepte el préstamo pero con la seguridad de que podrá cancelar esta deuda para que no traiga consecuencias de las cuales lamentarse.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *