¿Qué son los préstamos personales?

¿Qué son los préstamos personales?

Los préstamos personales son definidos como contratos hechos con entidades financieras conocidas también como banco, por una cantidad monetaria dada a una persona que se volverá el deudor, la cual tendrá la obligación de devolverlo junto con un abono de intereses ya establecidos en el contrato por ambas partes.

Los préstamos personales son también conocidos por ser el préstamo monetario que otorgan ciertos bancos a un individuo, lo que es conocido también como un servicio financiero, estos préstamos personales tiene la ventaja o particularidad de que no le exigen una garantía real, es decir hipotecar algún inmueble o bien de valor.

Normalmente este tipo de préstamo tiene un alto riesgo ya que la persona que pide el préstamo no solo se está comprometiendo su palabra a pagarlo, sino que también está poniendo en garantía todo lo que posee, es decir, casa, carro, etc, que se volverá propiedad del banco hasta que el deudor cancele su deuda.

Aunque normalmente la entidad bancaria primero revisa los ingresos que posee al mes antes de aceptarle el préstamo así evitando problemas y por este mismo riesgo es que sus intereses son tan elevados.

Requisitos para un préstamo personal

Normalmente las entidades financieras tiene dudas sobre la capacidad de la persona que solicita el préstamo ya sea por su capacidad de pago o historial crediticio, pero al lograr pasar esto es requerida la siguiente documentación:

  • Factura pro forma del servicio que desea obtener con el préstamo.
  • Un comprobante impreso de ingresos.
  • Documento nacional de identidad.
  • Una copia del contrato de trabajo.
  • Para garantía documento de relación con su patrimonio.
  • Su escritura de su vivienda o alquiler.
  • Sus recibos de luz, teléfono, internet y agua.
  • En caso aparte recibo de otros préstamos que hubiera hecho en el pasado.

Formalización de un préstamo personal

Este préstamo tiene como obligación que este asociada a la libreta o la respectiva cuenta corriente recientemente operativo del deudor, con esto quiero decir, que deberá tener una cuenta abierta en la cual se le podrá abonar el préstamo como también cobrársele las respectivas cuotas acordadas en el contrato.

Para así poder finalmente formalizar el préstamo mediante que el deudor firme una póliza la cual es un acto legal que posee sus respectivas repercusiones legales en caso que la entidad o el prestatario no cumplan lo acordado en el contrato.

Podemos llegar a la conclusión de que los préstamos personales poseen una cantidad de compromiso enorme sin embargo, poseen una gran oportunidad tanto para el deudor como el banco de recuperar lo invertido o pagado en caso de alguno falle, aunque mayormente este préstamo a ayudado a muchos a lograr su sueños y metas es considerado por muchos una opción del cincuenta-cincuenta.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *