¿Qué son los préstamos?

¿Qué son los préstamos?

Son una acción financiera que requiere que dos partes el prestamista o entidad a prestar el dinero y el prestatario o sujeto que recibe la suma acordada, dispongan de un acuerdo donde se comprometan a la entrega y posterior pago del capital para un fin en concreto.

Para que el préstamo se efectué, usualmente el solicitante del mismo debe de cumplir con cierta cantidad de requisitos que permiten ser valorado por la entidad bancaria para calificarlo como “apto” para recibir la suma de dinero que este pide formalmente al presentar la justificación de su pedido.

Entre estos requisitos usualmente se debe presentar el documento de identificación personal, antecedentes financieros, planilla de justificación de gastos para el préstamo, vigencia de cuenta bancaria y la valoración de la misma, disponibilidad de garantías e ingresos del prestatario.

De esta forma la entidad bancaria puede establecer si el monto es adecuado o no para cubrir de forma parcial o total la necesidad que desea ser cubierta de esta forma el cliente posee la decisión final de aceptar o no según las condiciones e intereses fijados por el préstamo del dinero.

Beneficios de solicitar un préstamo

El adquirir un capital extra puede traer enormes beneficios a pesar de que este debe ser cancelado luego para aquellos con un negocio puede ser el inicio clave para prosperar ya que este dinero puede ser invertido en la adquisición de bienes relacionados a la empresa.

De esta manera puede incrementar su producción en un muy corto periodo de tiempo trayendo grandes ventajas sobre la competencia, de esta forma el capital otorgado por el banco también puede ser usado para fines publicitarios permitiendo expandir los horizontes de su producto o servicio.

Otro beneficio añadido de la solicitud de un préstamo es que cuando realice el pago completo del mismo, usted será considerado apto en todo momento para solicitar uno nuevo siempre y cuando no existan atrasos con las cuotas de pago previamente establecidas.

Existe también la posibilidad de que en futuros préstamos los intereses se vean reducidos, ya que esto las entidades bancarias les interesa, ya que con esto usted podrá solicitar mayores sumas de dinero y gracias a la confianza generada por la responsabilidad y diligencia de los pagos se le otorgaran.

Riesgos existentes en los préstamos

En ocasiones debido a la buena noticia de que se ha recibido aquel capital extra que se solicito previamente los prestatarios no suelen prestar atención a los posibles riesgos que esto conlleva, sobre todo si existen atrasos en los pago o en la imposibilidad de cancelar la deuda.

El más conocido de los riesgos es la embarcación de un bien o inmueble que se ha colocado de garantía, también existe la posibilidad de una amonestación judicial por incumplimiento del pago acordado en el contrato establecido a la hora de realizar el préstamo.

Incluso el atraso del pago puede significar un incremento considerable en los intereses lo cual a la larga se transforma en una perdida para el prestatario, creando diversas consecuencias en su día a día.

El solicitar un préstamo suele ser una acción común que en la mayoría de los casos trae muchas ventajas, siempre y cuando exista responsabilidad y conciencia racional en ambas partes involucradas.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *